inicio de gira festivales discos +escenarios espacios entrevistas muestras y expos quescuchamos
 
Entrevistas

Entrevista a Nerio Tello, director de la obra teatral "Siesta"
La lucha campesina llevada a escena

11.04 .12
 

La historia de Eli Juarez es una de las tantas que hablan de atropellos a los campesinos en Santiago del Estero. Eli tenía 34 años y vivía en el paraje San Nicolás, a 60 kilómetros de la capital. Murió defendiendo lo que le pertenecía.
El director teatral Nerio Tello, conoció esta historia a través del relato de la actriz Lucrecia Carrillo, y la llevó a escena con el nombre de “Siesta”.
Carrillo es además, la protagonista de este unipersonal que habla de las pequeñas luchas campesinas, con música de Peteco Carabajal y Mora Martínez.
Siesta se presentó en el Teatro La Mueca de Buenos Aires durante el mes de marzo y ahora llega a Córdoba, invitados por el legendario grupo Cirulaxia Contraataca. El estreno será el 29 de marzo en el espacio ubicado en Pasaje Agustín Pérez 12, de la ciudad de Córdoba. Sobre la obra y la llegada a esta ciudad, habla su director, para Boletín Folklore.

¿Como surge la idea de hacer esta obra de teatro? como le llega la idea de recrear la historia de Eli Juárez?

NT: -La idea original la trae Lucrecia Carrillo. Ella es santiagueña y el caso fue muy comentado allá, no así en la prensa nacional. El caso me pareció interesante, por cierto conmovedor, y le propuse que fuéramos a Santiago a conocer el lugar y si es posible la gente. Así, la idea empezó a rondar mi cabeza y luego, de a poco, surgió el texto, que a lo largo de los ensayos se fue modificando, muchas veces por sugerencias de Lucrecia, hasta que dimos con el texto final y logramos el tono de la puesta que pretendíamos. Una estética despojada, austera, con pocos elementos en escena. Todo está puesto en las escenas de corte coreográfico y en la actuación de Lucrecia que es sencillamente maravillosa.

¿Qué detalles puede contar de la obra?

NT: -Se trata de un unipersonal; es decir, una actriz representa el rol de Eli Juárez y el de otra mujer campesina. Eli cuenta su historia en primera persona, y la otra mujer, se supone que es una anciana, su propia tía, habla de Eli, ofrece algunos datos sobre los acontecimientos. El trasfondo es la lucha que libran los campesinos por evitar ser desalojados, pero la historia es intimista, pequeña… habla de los sueños y los deseos de Eli, y tangencialmente de su lucha. Hemos querido evitar la sacralización del personaje y rehuir del tono épico. Es una historia de vida, en este caso, en un marco trágico.

¿La banda de sonido fue escrita especialmente para la obra? ¿De qué manera interactúa?

NT: -Como la actriz está sola en el escenario, el personaje que encarna interactúa con “otros personajes” que, desde ya, no están físicamente en escena. Son las máquinas transformadas en ruidos, el viento, las voces, los mitos del monte… En alguna escena, el violín de Peteco (donde hace variaciones disonantes sobre Vidala para mi sombra) “dialoga” con Eli Juárez… tiene una función dramática. El caso de Mora es diferente. Ella canta el leit motiv de la obra, Vidala para mi sombra… pero es como música de cierre. Tiene un sentido dramático, pero fundamentalmente su fin es estético.

La historia refleja un hecho particular en torno a una problemática a la que no se le ha dado difusión desde lo teatral, aunque si, desde lo musical. ¿Piensa que “Siesta” puede ser un punto de partida interesante para otros proyectos?

NT: -En verdad no puedo saberlo. Este es un proyecto y, además de un hecho estético, es por cierto un llamado a la conciencia. Pero básicamente es teatro, o sea un hecho artístico. En lo personal creo que las “problemáticas” no conformar universos estéticos sino ideológicos. Este es un proyecto artísticos que, desde ya, no rehúye al compromiso ideológico. Pero nuestro primer compromiso es con el teatro.

Además de la presentación en Córdoba, el 29 de abril, piensan seguir presentándola en otros puntos de país?

NT: -Vamos a presentarnos en otros escenarios de la ciudad de Buenos Aires, como el Festival Vendimia, en el Barrio de Boedo, y en un par de meses en el Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos, DERHUMALC. También estamos postulados para un encuentro sobre problemáticas sociales que aún no tenemos confirmado. Estimo que en mayo nos presentaremos en Santiago del Estero (faltan algunos detalles) y entre agosto y septiembre estaremos en Mendoza y San Juan. Por ahora es lo que tenemos en vista.


Ficha técnica
Equipo:
Actuación: Lucrecia Carrillo
diseño y operación de iluminación y sonido y concepción visual: Clara Ripoll
Ambientación y vestuario: Jorge Godoy Zarco
Banda de sonido: Peteco Carabajal en violín y Mora Martínez en voz.
Dramaturgia y dirección: Nerio Tello
Este espectáculo está declarado de Interés Cultural por la Secretaría De Cultura De La Nación y cuenta con el apoyo Del Instituto Nacional De Teatro

Lucrecia Carrillo es actriz, participó en numerosas obras con las cuales ganó premios en festivales nacionales e internacionales. Nació en Santiago del Estero y actualmente reside en Capital Federal. Ha sido becada por el Instituto Nacional del Teatro y el CFI. Con su obra “Mestiza” se presentó en el salón Azul del Senado de la Nación. Ha trabajado como comunicadora en la TV Pública y es columnista en Radio Nacional Rock. Es colaboradora activa del MOCASE VC (Movimiento Campesino de Santiago del Estero Vía Campesina) y miembro de la APDH (Asamblea Permanente de Derechos Humanos).
Nerio Tello es actor, director y autor dramático. Además es escritor y periodista. Ha participado en una treintena de obras en calidad de actor. Como dramaturgo es premio Instituto Nacional del Teatro por su obra El viajero remoto. Como director estrenó en 2011, Extraño Juguete de Susana Torres Molina. En mayo estrena Sono Dio. Una tragedia muy grotesca, versión libre de He visto a Dios de Defilippis Novoa, donde actúa junto a Antonio Germano; ambos son responsables de la versión escénica.

PDS

 
 
Nerio Tello