PORTADA AGENDA DISCOS LIBROS ENTREVISTAS DE GIRA FESTIVALES CULTURA INFO GENERAL
 
Diego Schissi recorre el universo Spinetta
Junto a Liliana Herrero, el músico compartirá la obra del Flaco el 16 de diciembre en Café Vinilo
 
Foto: Prensa
por Gustavo Grosso 11.12.2017

En un año en el que la figura y la vigencia de Luis Alberto Spinetta ha  estado muy presente, Diego Schissi Quinteto presentará una aproximación al repertorio del Flaco, acompañado por una de las voces más importantes de la música argentina, Liliana Herrero. La combinación abre la puerta a un concierto muy especial en el que estarán sonando temas como “Laura va”, “Asilo en tu corazón” y “Todos estos años de gente”, entre tantos otros.

Proponés una aproximación a la música de Luis Alberto Spinetta ¿Cómo y por qué surgió esta idea?

Diego Schissi : -Mi aproximación a la música de Spinetta vino desde el momento en que nos hicimos la pregunta de qué autor nos gustaría visitar. Nosotros somos un grupo, el quinteto, que existe desde el 2009 y nos hemos dedicado a hacer música propia, música que escribo yo. Entonces nunca surgió la posibilidad de hacer otros autores. Pero en el momento en que se abrió esa pregunta te diría que fue de los primeros que apareció. Inclusive te podría nombrar que apareció, por supuesto, Piazzolla, que tiene más cercanía en cuanto a género, pero también Atahualpa Yupanqui, o hasta Zitarrosa y bueno, Spinetta también ahí. Yo creo q hay una cercanía muy grande con la música de él, en mi caso, como es mi ídolo musical de toda la vida, junto con Piazzolla, son las dos personas que marcaron un poquito mi destino musical, después por supuesto se fueron sumando otros y con Spinetta me une casi te diría más que una estética, una ética musical, es mi ídolo en cuanto a la manera en que él se pudo acercar a la música y desde dónde lo hizo y con la libertad que lo hizo. Es y ha sido una tremenda inspiración para mí. Y el repertorio de él es muy cercano, música que yo escucho desde que tengo uso de razón, entonces es como volver un poquito a la infancia, volver a los sonidos de toda mi vida.

Liliana Herrero aparece como una de las figuras más importantes de la música ¿Qué te significa juntarte con ella para darle forma a este proyecto?

DS: -Sí sí, como decís, efectivamente Liliana es una de las figuras musicales más importantes, una de las mujeres más lúcidas y artistas más interesantes que tuve la suerte de conocer y para mí es una alegría enorme hacer y poder imaginar este proyecto con ella, porque cada encuentro que tenemos le da un nuevo sentido a esto que estamos intentando hacer. Te diría que cada palabra y cada acorde se pone bajo escrutinio, se charla, se decide y dejamos de alguna manera que la música de Spinetta nos interrogue y nos haga hacernos preguntas acerca de cómo acercarnos. Yo creo que poder hacer eso con Liliana es una alegría y una oportunidad hermosa que nos da la vida.

¿Qué trascendencia considerás que tiene la música y la figura de Spinetta para la cultura nacional?

DS: -No sé si te lo puedo contestar desde un lugar absoluto pero la importancia que Spinetta tiene para mí es muy grande y tiene que ver esencialmente con algo que contaba hace un ratito que es la entrega hacia la música que tenía él, la manera en que él entendía la música como una forma de la libertad. Es justamente un músico que lo querés enmarcar dentro de un género y de alguna manera no le hace justicia. Puedo decir que Spinetta es músico de rock… yo creo que no termina definiendo un poquito lo que era Spinetta. Por supuesto era un músico de rock pero también era muchas otras cosas. Y hay algo de eso, algo de esa cualidad de poder amalgamar todos esos intereses musicales, poéticos y éticos que tenía, que lo hace una personalidad destacada y para mí, imprescindible dentro de lo que es la música argentina.

Tu música atraviesa el tango, el folklore, ahora el rock nacional ¿Se puede decir que la música es una sola?

DS: -Sí, bueno, seguimos con el mismo tema. Yo creo que la música efectivamente es una sola. La vida, la música, el amor, todo eso es un solo objeto de pasión. Y bueno, justamente si vos pensás que este proyecto es una cantante de folclore, un grupo de tango haciendo música de un compositor de rock, me parece que usando cada una de esas separaciones no ves el hilo común justamente que es la tremenda afinidad musical que puedo tener yo con la gente de mi grupo, nosotros con Liliana y después todos con la obra de Spinetta. Todo si lo pensás desde un lugar está muy lejos y si lo pensás desde otro es de una cercanía enorme. Y un poco creo que no solamente es un signo de la época, sino que también es algo que es una posición frente al hecho de hacer arte. Esto no invalida que hay posiciones distintas donde la idea de género es bienvenida, donde vos de repente tenés ganas de escuchar un chamamé y querés escuchar chamamé y vas a escuchar a Cocomarola a Isaco Abitbol, a Los de Imaguaré, querés escuchar eso. Pero bueno, para los que estamos enrolados en un lugar donde la música, tal vez tiene que ver con lo urbano. No lo sé, la verdad, no lo quiero contestar desde el lugar así de un saber absoluto, pero en un punto cuando vos sentís que todas estas influencias te llegan y de alguna manera encontrás la posibilidad de amalgamar esto en una idea musical y bueno, sí, la música tiende a ser una sola y hacés un esfuerzo para que de esas múltiples influencias salga una idea orgánica.

Suele ocurrir que los sonidos de la infancia son lo que acompañan por siempre ¿Qué músicas escuchabas? ¿Cómo comenzó tu vínculo con la música?

DS: -Lo de los sonidos de infancia está parcialmente contestado, ¿no?, a través del lugar del disco de Almendra que tenía mi hermana, diez años mayor que yo, y que yo escuchaba en el Winco cuando tenía seis años. Mucho Piazzolla: mi papá era escritor pero muy melómano y yo creo que yo soy músico un poquito gracias a esas escuchas intensivas que él tenía porque el escribía durante horas por la mañana y ponía discos a todo volumen mientras lo hacía y esa música un poquito me acunó. Y bueno, dentro de esas músicas estaba la de Piazzolla por ejemplo, mucha música clásica… yo creo que todo ese imaginario musical un poquito me forjó como un destino, un gusto musical, una idea estética. El camino del rock -más allá de este disco de Spinetta, de Almendra que estaba gracias a mi hermana en mi casa- después sí ya fue más cercano a los años 80, 81, 82… justamente con el rebrote de la música del rock en castellano que hubo en esa época en que yo tenía 11, 12 años… ahí es como que empecé a armar mi colección y por supuesto las perlas eran Spinetta y García. Pero bueno, sí, yo creo que hay algo de esa música que te marca para siempre. Algo de este proyecto que está iniciándose con Liliana tiene que ver un poquito con eso, con una identidad, con una pertenencia y con una memoria, como le gusta decir a Liliana también. Algo de eso es lo que vamos a tratar de plasmar en este proyecto.


 
+Entrevistas

Diego Schissi (piano y composición)
Guillermo Rubino (violín)
Santiago Segret (bandoneón y voz)
Ismael Grossman (guitarra)
Juan Pablo Navarro (contrabajo)
Invitada especial: Liliana Herrero (voz)
Sábado 16 de diciembre, en Café Vinilo

archivo títulos quienes somos media kit enviá tus gacetillas
seguinos
Los comentarios en las notas y/o coberturas realizadas en este sitio son de excusiva responsabilidad de quien los firma
info@boletinfolklore.com.ar /www.boletinfolklore.com.ar | ©Boletin Folklore - Derechos Reservados 1997
Dirección Pao De Senzi direccion@boletinfolklore.com.ar